Diario de la Excelencia | 5 propósitos para el 2017 de un profesional de calidad de la industria de dispositivos médicos
11811
post-template-default,single,single-post,postid-11811,single-format-standard,mkd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,mkd-theme-ver-1.3,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

5 propósitos para el 2017 de un profesional de calidad de la industria de dispositivos médicos

¡Iniciamos un nuevo año! La vida nos regala 365 días llenos de nuevas oportunidades y como es tradición, nos planteamos propósitos personales y profesionales para el año calendario que tenemos adelante.  A continuación le presento algunos propósitos que usted podría considerar  para este 2017 si es  un profesional de calidad especializado en dispositivos médicos:

  1. Servir mejor a los pacientes. La Visión y Misión de todas las empresas de dispositivos médicos gira alrededor de los pacientes, los cuáles son los clientes finales de los productos de esta industria.  La declaración de la Visión y Misión es “aspiracional”, es el “Norte” que debe regir el actuar de un profesional en dispositivos médicos.  Ir a su trabajo todos los días, sabiendo que cada unidad de cada lote que se manufacture ese día será usado alrededor del mundo para salvar la vida o mejorar la calidad de vida de una persona con una condición médica, es una motivación extraordinaria.

  1. Contribuir a fortalecer la industria de dispositivos médicos en el país. Los dispositivos médicos son nuestro principal producto industrial de exportación.   En el 2015, las ventas sobrepasaron los $2.000 millones, y CINDE estima que para el 2020 alcanzarán los $5.000 millones.  Esta industria ayuda a dinamizar la economía mediante el ingreso de divisas y la generación de empleo.

Cada uno de los profesionales que trabajamos en esta industria tenemos la responsabilidad de contribuir a su sostenibilidad y crecimiento; enfocándonos en producir con los mejores estándares de calidad que requieren los mercados internacionales a los que exportamos.  Es importante posicionar nuestro país como un lugar capaz de manufacturar dispositivos médicos de alta calidad para ser considerados para manufacturar productos cada vez más complejos y de mayor valor agregado.

  1. Aprender más de la industria. Toda industria tiene su giro téc
    nico particular, y la médica no es la excepción.  Alrededor del 98% de los dispositivos manufacturados en Costa Rica son exportados a los Estados Unidos, el cual es además el mercado más grande del mundo de dispositivos médicos.  Por esta razón, conocer “al dedillo” la parte regulatoria, en particular los requerimientos de GMPs
    (Buenas Prácticas de Manufactura) de la FDA es fundamental para un profesional de calidad en la industria médica.  El curso de CBA de ASQ proporciona un panorama muy completo de los requerimientos regulatorios de la industria.

  1. Implementar (al menos) un proyecto de mejora. La meta de los profesionales en calidad es que los dispositivos sean cada vez más eficaces y seguros para tratar la condición médica del paciente. Por lo tanto, nuestros proyectos se enfocan en mejorar la satisfacción del cliente y  reducir la cantidad de quejas.  Nos enfocamos en proyectos que mejoren las características del producto que son CTQ (Critical To Quality), y en mejorar la capacidad del proceso para reducir los defectos en las líneas de manufactura y disminuir el número de quejas del mercado.  Los cursos de CQE, CSSGB y CSSBB de la ASQ son ideales para aprender las herramientas para trabajar en este tipo de proyectos.

  1. Enseñar a otros.  En la actualidad, los empleados con mucho conocimiento pero que se lo guardan para sí no son los más valorados por las empresas.  Los empleados que ayudan a enseñar y desarrollar a otros y por lo tanto enriquecen el “know-how” organizacional son los más valiosos para las compañías.  Adicionalmente, cuando usted enseña, se da cuenta de lo poco que sabe y lo mucho que le queda por aprender.  Esta es una gran lección de humildad, y un aliciente para continuar el viaje del mejoramiento continuo personal y profesional.

Es muy cierto el refrán popular “el tiempo pasa volando”.  Desempeñarse en esta industria es demandante, y cuando nos damos cuenta han pasado meses o la mayor parte del año y no hemos realizado muchas de las cosas que nos habíamos propuesto al principio.  Es importante elaborar un plan que nos dé el enfoque para que el año que comienza no sea simplemente una repetición del anterior, sino un ciclo valioso de crecimiento, aprendizaje y mejora.

Open modal
Vanessa Rivel
Vanessa Rivel
vanessa@pxsglobal.com